miércoles, 15 de octubre de 2014

Nos mudamos de blog

     Para que os sea mucho más fácil seguirnos a partir de ahora, os dejamos el enlace a nuestro nuevo blog. Os esperamos.


miércoles, 1 de octubre de 2014

Otoño

El otoño es una de las cuatro estaciones del año.

El otoño comienza en el hemisferio norte al tiempo que se inicia la primavera  en el hemisferio sur. El inicio astronómico de las estaciones viene dado, por convenio, como el instante en que la Tierra pasa por una determinada posición de su órbita alrededor del Sol. Este año el otoño ha comenzado a las 4:30 del 23 de septiembre y acabará el 21 de diciembre, cuando llegue el invierno.



Entre las características peculiares del otoño están la caída de la hojas de los árboles, y que los días son más cortos y las noches más largas. Además se cambia el horario del reloj y se pasa a una hora menos. Esto ocurre el último domingo de octubre, que este año es el día 26.


Algunos productos típicos del otoño son: las castañas, las nueces, las setas, el membrillo, la calabaza, el boniato, la granada o el caqui.




Una fiesta típica de otoño es el día de Todos los Santos, que se celebra el 1 de noviembre, y que en EE.UU. se conoce como la fiesta de Halloween.


martes, 18 de febrero de 2014

martes, 28 de enero de 2014

29/11/2013 Viernes.

Vigesimonoveno día del onceavo mes del decimotercer año del segundo milenio.

Alcalá de Henares (Madrid)

Desde ayer en tierra de D. Miguel de Cervantes Saavedra…, pero hoy sería nuestro primer día de clases en esta bella ciudad Patrimonio de la Humanidad…


            Lo primero del día sería hablar del lugar en el que nos encontrábamos y su importancia en la historia de la literatura de la humanidad… Desde hoy, lo primero que verían mis alumnos al entrar a clase sería el más importante libro escrito jamás…, y en torno a él, y a sus personajes, giraría gran parte de todo lo que se trabajara en clase….



            Tras las presentaciones, cada uno recibiría las instrucciones necesarias para realizar sus tareas, a excepción de MS y GA, que ya tenían muy claro lo que tendrían que hacer (repasos y quincenas).

            Los pequeños continuarían con sus fichas individualizadas de grafomotricidad, y dispondrían de tiempo para poder colorear y dibujar una vez que las acabaran. El estado de ánimo de mis alumnos los días de traslado suele ser bastante “alterado” (normalmente por el ruido creado mientras los operarios trabajan para levantar la carpa), así que lo mejor, si ellos mismos se ven con la necesidad de dibujar y “desconectar” porque, como dicen, “no se concentran”, es dejarles que se expresen y aprendan de una forma más lúdica para ellos.


            AS y ÁQ también tendrían una mañana tranquila, y la pasarían toda prácticamente con el ordenador. A ellos les propondría una idea que creía les gustaría (tal y como resulto al final), aunque tenía mis dudas sobre si se podría llevar a cabo finalmente.

            Al igual que les presenté a todos El Quijote, a ellos también les presentaría “Nuestro Camaleón”, una revista escolar digital.


La idea sería ofrecerles la posibilidad de crear una revista escolar del colegio del circo a partir del segundo trimestre (y que incluso fuera publicada y editada), y para ello podrían coger ideas de la revista que les ofrecía. Esta idea les motivaría enormemente, y mientras “le echaban un vistazo” podrían haciendo también su trabajo diario:

-     Lengua Castellana, a través de la lectura de diferentes tipos de textos…

-     Conocimiento del Medio, al poder descubrir qué tipo de animal es un camaleón, su hábitat, etc.

-     Razonamiento lógico-matemático, con los pasatiempos que se encontrarían en las últimas páginas de la revista.

-     Educación Física, con páginas dedicadas a noticias deportivas…

-     Educación para la Salud, con artículos sobre alimentos saludables…

-     Educación para la Ciudadanía y valores, a través de otros tantos artículos…


            La revista, y la idea de poder crear ellos la suya propia, les resultarían tan interesantes que llegarían a la hora del recreo sin darse cuenta.

            Tras ese descanso todos tendrían la oportunidad de aprender jugando.

DI y EP utilizarían de nuevo el libro del circo, que ya hubieron utilizado en anteriores ocasiones, para repasar el conteo y trabajar tanto la memoria como la atención, ya que deberían localizar en sus páginas objetos, animales y personas que ya habrían localizado en anteriores ocasiones.

Después de haber estado haciendo cierto esfuerzo mental, aprovecharíamos el buen tiempo para jugar y aprender Matemáticas, a través de la Educación Física, y para ello utilizaríamos las sillas del bar del circo. Sería una actividad muy sencilla y entretenida, ya que se trataría de mover las sillas para contarlas y agruparlas en un conjunto determinado de número (grupos de tres, cuatro…). Y para concluir, y a modo de vuelta a la calma, haríamos una pequeña introducción a la suma con unos juegos de sombras sobra una de las paredes del colegio.
 


 
video
 
video

Mientras los pequeños fueran haciendo todo esto, por su parte, AS y ÁQ trabajarían aspectos relacionados con el cuerpo humano. Haciendo uso del ordenador, y a través de juegos digitales interactivos, deberían buscar el nombre de diferentes huesos, músculos, articulaciones, y de las principales partes del aparato digestivo y respiratorio, pero no sólo en castellano, sino también en inglés.

Luego, cuando hubieran concluido, y para continuar con el repaso y aprendizaje de vocabulario de inglés y castellano, jugarían a intercambiarse una lista de palabras (cada uno la escribiría en su lengua materna) con la intención de devolvérsela al compañero con la respuesta y traducción correcta a cada una de esas palabras.


 
De esta forma, entre juegos, no nos daríamos cuenta de que la hora de volver a casa llegó…  

domingo, 26 de enero de 2014


27/11/2013 Miércoles.

Vigesimoséptimo día del onceavo mes del decimotercer año del segundo milenio.

Mejorada del Campo (Madrid)

Hoy, por motivos de traslado, no podríamos estar en nuestro cole, así que una vez más acudiríamos a “pedir asilo” en el C. P. Henares, donde siempre tendríamos la puerta abierta y una sala para nosotros… Además hoy podrían compartir su último día con sus amigos participando con ellos en la clase de Educación Física de Julio.

Cada uno tendría, como siempre, sus tareas, siendo las de MS y GA la misma rutina. AS y ÁQ volverían con la Lengua Castellana, a quienes les entregaría un documento a modo de cómic con ilustraciones de Don Quijote y Sancho Panza para trabajar las palabras agudas, llanas y esdrújulas, ya que la colocación correcta de tildes les cuesta. Este documento estaba más enfocado a AS, ya que a ÁQ, debido a su bajo nivel de castellano, sobre todo escrito, es más normal que se les pase las tildes.

Tras la lectura y comprensión de lo que Don Quijote y Sancho “les contaban”, tendrían que buscar palabras agudas, llanas y esdrújulas en el interior de alguno de los libros de la biblioteca, donde estábamos. Lo más sorprendente de este trabajo fue descubrir que AS no era capaz de separar algunas palabras en sílabas, lo que, nuevamente, me obligaría a pensar en la posibilidad de tener que modificar la programación planteada.


El trabajo de los más pequeños continuaría con la grafomotricidad. EP debería completar las letras del abecedario y la serie numérica del 0 al 9. Para que su trabajo le fuera más ameno y motivante, haría uso de una hoja especial diseñada para ella con el logotipo de las Monster High, y además podría ir viendo que las letras que escribía se correspondían con algún animal, fruta u objeto, ya que dispondría, para ella sola, de un mural gigante con el abecedario.




La ficha diseñada para DI consistía en una serie de trazos entre los que estaban las letras A y V, letras que podría utilizar, le diría, para poder escribir el nombre de sus mamá, y la palabra AVIÓN (otra de sus pasiones), junto con otras letras que ya conocía. Al igual que EP tenía su hoja de cuadrículas diseñada para ella, en las de DI el dibujo que le indicaría dónde escribir sería un avión. Al no prestar DI mucha atención a lo que estaba haciendo, no tendría más remedio que ayudarle señalándole con números los puntos que debía unir para formar las letras.


Esto sería el trabajo de cada uno de ellos antes de llegar al recreo, el cual sería un poco más tarde de lo habitual en nuestro cole debido a que, para poder compartirlo con sus amigos, lo haríamos respetando el horario habitual del recreo del C. P. Henares.

Pasada la media hora destinada al recreo, MS y GA volverían a la sala de la biblioteca para continuar con sus tareas individuales, mientras que el resto iríamos a despedirnos, antes de que cerraran, de nuestras “Mejorhadas” de la Biblioteca Hans Christian Andersen, para después volver al cole y disfrutar de una última hora de Educación Física con los amigos del C. P. Henares de Mejorada. En esta hora AS y ÁQ participarían con los alumnos de 6º en un juego adaptado para la iniciación deportiva al Rugby, mientras que EP y DI jugarían con los de 2º a las banderas.

(DE ESTOS MOMENTOS NO SE MUESTRAN FOTOS POR MOTIVOS RELACIONADOS CON LA PROTECCIÓN DE LAS IMÁGENES DE ALGUNOS DE LOS ALUMNOS DEL CENTRO)

Tras finalizar los juegos, llegaría el momento de las despedidas… Y qué mejor despedida podrían tener mis alumnos que compartir, con los que habían sido sus compañeros, su último almuerzo, gracias a que, tanto la dirección del centro como la empresa encargada del comedor escolar, quisieron invitarles a comer junto con sus amigos. 

Desde aquí un sincero y enorme abrazo a toda la gente que hizo posible que mis alumnos pudieran sentirse como en su propio cole y en su propio pueblo. Gracias a Julio, a todo el claustro y personal del C. P. Henares, a la Biblioteca Hans Christian Andersen, y a la Policía Local. Gracias, mil gracias a todos. No sólo nos llevamos vuestros recuerdos, sino también un material de incalculable valor al que sabremos darle buen uso y trato… Os enviaremos pruebas de ello…

26/11/2013 Martes.

Vigesimosexto día del onceavo mes del decimotercer año del segundo milenio.

Mejorada del Campo (Madrid)

Hoy comenzaríamos el día decorando de forma “especial” la clase…


Tras haber participado todos en la “decoración”, sería el momento de ponerse cada uno con su trabajo. Los mayores, MS y GA, como siempre tendrían más que suficiente con sus quincenas y repasos, y nunca mejor dicho lo de “más que suficiente” porque siempre les cuesta mucho poder llevar un buen ritmo de estudio y trabajo.

AS y ÁQ tendrían que trabajar Lengua Castellana y Conocimiento del Medio a través del “estudio” y lectura del Aparato Digestivo y del Aparato Respiratorio, pidiéndoles que hicieran resúmenes de lo que fueran leyendo.


DI volvería a trabajar con fichas en las que aparecían motos. Una de sus tareas consistiría en localizar, en una “sopa de letras” las letras que componen su nombre, y la verdad que no le fue nada mal, sobre todo porque el “premio” vino antes, ya que se llegaría al acuerdo de que haría la ficha si primero pintaba la moto…, jajajajajaja…, (¿por qué no dar el refuerzo antes?, de esta forma también educamos a cumplir las palabras, ¿no?).


La primera de las tareas de EP sería completar una hoja con los números del 0 al 9, ya que muchas veces escribe en espejo algunos de ellos, lo que sería un ligero síntoma de disgrafía caligráfica. Esto le suele ocurrir con el 2 y el 5, en ocasiones con el 3, que lo convierte en E, y con el 4.


Tras esta primera tarea pasaría a una de sus pasiones, colorear, y si es colorear las Monster High, ya no es pasión, sino devoción, jajajaja… Pero claro, todo “tiene un precio”, y el de colorear estas muñecas sería trabajar un poco de grafomotricidad, y la capacidad de atención y concentración. A pesar de que algunas letras no las conociera o estuviera poco habituada a verlas, la verdad que le hizo bien, aunque esta actividad le llevaría hasta la hora del recreo.


Después del descanso a media jornada, tocaría expresarse a través del dibujo, aunque a algunos les costara más. ÁQ debería concluir con su postal navideña, y tras varios intentos lo más que se pudo hacer sería elegir un dibujo de internet y que lo calcara, al menos con esto podría aprender cómo se puede calcar un dibujo utilizando los cristales, jajajajaja…


 
EP dispondría de suficiente tiempo para poder colorear y transformar a su gusto a las personajes de las Monster High, y DI, por su parte, podría seguir con esas obras de arte que luego expone en las paredes del aulario.   

 
AS, al haber concluido ya con su dibujo ocuparía su tiempo con algunas multiplicaciones, e intentaría realizar algunas divisiones. Tras las Matemáticas, llegaría el momento de trabajar Lengua Castellana con el ordenador, y junto a ÁQ deberían tratar de descubrir qué palabras usan B o V.




Y sumergidos en el juego y los dibujos, nos tendríamos que despedir un día más…

sábado, 25 de enero de 2014


25/11/2013 Lunes.

Vigesimoquinto día del onceavo mes del decimotercer año del segundo milenio.

Mejorada del Campo (Madrid)

Hoy, volveríamos a ese lugar en el que tanto les gusta estar, la Biblioteca Municipal Hans Christian Andersen. Pero no sólo para leer, sino que también aprovecharíamos las instalaciones de gerontogimnasia que están en el parque justo en su puerta para hacer Educación Física.

La mañana comenzó como cada día con actividades para cada uno de ellos. Los mayores, como siempre, lo tenían muy claro, quincenas y repasos. Para AS y ÁQ había preparado un “esquema” de cómo debían realizar las multiplicaciones con multiplicadores de más de una cifra, y evidentemente algunas multiplicaciones para que practicaran.

 

 
Los más pequeños también tendrían sus fichas personalizadas. DI volvería a la grafía del número 1, y trabajaría la discriminación de letras, en su caso las de su propio nombre. Para ello, e intentando que mantuviera toda la atención y motivación posible para realizarla le preparé unas fichas en las que aparecían motos, su pasión. La verdad que surgió efecto, las hizo bastante bien y sin perder la concentración.

 

 
EP por su parte, para seguir trabajando con la grafomotricidad, tendría que completar una ficha en la que aparecía escrita una frase con su nombre, y aunque no sepa leer sí sabe reconocer y discriminar su nombre y apellidos. La motivación para ella estaba en las famosas muñecas o dibujos Monster High.

 
Con este reparto de actividades y disponiendo de tiempo para poder atender las necesidades de cada uno de ellos en los momentos en los que requerían de mi ayuda, llegamos al recreo, que sería algo más largo hoy porque iríamos a compartirlo con los “compañeros” del otro cole, así que, mientras pasaban esos minutos de más que había entre nuestra hora de recreo y la del C. P. Henares, aproveché para ir hablando con ellos sobre el desarrollo de las clases, la metodología que estábamos utilizando, etc., con la intención de tener una evaluación de ellos sobre mi trabajo. Así, haciéndole a ÁQ algunas preguntas sobre su escolarización en Estados Unidos descubrí que él allí comenzó este curso en 4º nivel (hay que recordar que ÁQ se incorporó a nuestro sistema educativo en octubre y que ya había empezado en Estados Unidos el nuevo curso), algo que me “rompió los esquemas” respecto a la información que me habían ofrecido en el Ministerio. Un alumno al que habían matriculado en 5º cuando realmente el curso anterior había estado cursando 3º (en Estados Unidos). Así es normal que no funcionen muchas cosas...

Quedándose MS y GA en el aula para trabajar sin ser molestados por los pequeños, saldríamos para el C. P. Henares para poder compartir con sus alumnos la media hora de su recreo (hoy los míos tendrían sesión doble de recreo, jajajajajaja…).

Tras estos momentos de “socialización”, nos dirigimos a la Biblioteca Municipal para pasar un buen rato leyendo. Cada uno eligió un libro y se sumergió en las aventuras que en ellos se contaban. Mientras AS elegía un libro de temática histórica, ÁQ prefería un historia que giraba en torno al fútbol, interesándose por un libro de magia después de acabar el primero. Los más pequeños (con mi “asesoramiento”) se decidirían por un libro desplegable con el que trabajar conceptos y adjetivos como largo, alto, grande, pequeño…




 
Acabada la hora de lectura, placentera más que obligada, nos saldríamos al parque para llevar a cabo un circuito dedicado al trabajo de fuerza de tren superior e inferior, y al equilibrio estático y dinámico. Los mayores (AS y ÁQ) lo harían con los aparatos de gerontogimnasia, mientras que los pequeños lo harían utilizando un pequeño parque infantil cercano a esos aparatos. Pero también habría momentos en los que trabajarían juntos, incluso habría momentos en los que yo también tomaría parte para presentarles e introducirles el Acrosport, actividad planteada para ser desarrollada a lo largo del curso con la intención de poder montar una pequeña coreografía que fuera parte del show del circo a final de curso.





 
video
 


 
            De este modo, entre piruetas, equilibrios invertidos y posiciones básicas de Acrosport, se nos fue un nuevo día…