miércoles, 30 de octubre de 2013


22/10/2013 Martes.

Vigesimosegundo día del décimo mes del decimotercer año del segundo milenio.

Humanes de Madrid (Madrid)

Hoy ha sido un día especial…

            Después de haber terminado ayer nuestra estancia en Villaviciosa de Odón, hoy era el primer traslado de ciudad con “mi cole del circo” (aunque bueno, realmente fue ayer cuando yo llegué a Humanes).

            El “cole” ha estado toda la mañana encima del tráiler donde viaja, y yo tenía previsto comenzar las clases a las 16:00. Las horas iban pasando y el cole seguía allí arriba, “subido en el camión”, pero eso no era lo peor de todo… Llevaba todo el día, y la noche anterior, lloviendo, y en el cole nos dimos cuenta el sábado que había goteras.

            Como veía que la hora de comenzar las clases se venía encima, y que por la lluvia lo más probable es que pudiéramos perder la clase de hoy, decidí probar suerte y acercarme al cole que tenemos justo enfrente del circo a ver si pudieran dejarnos algún aula para poder dar clases sin mojarnos ni pasar mucho frío…

            “¡Sin problemas…! ¡Esto es tan vuestro como nuestro…!”, así me recibieron en el CEIP Pedro Brimonis, y en tan sólo cinco minutos ya tenía aula para que mis alumnos del “cole del Kaos” se pusieran a trabajar.


            Los mayores entraron como si nada, aunque me dio la sensación de que iban un poco “parados” para lo que son… (jajajajaja…, no hablaban), sin embargo los pequeños iban como locos…, saltando, pisando con fuerza las escaleras como si estuvieran probando lo duro y resistente que era el cemento…, y llegaron  al aula… “¡Haalaaaaaa…! ¡Que chuuulaaaaaa…!” Esas fueron las palabras de los más pequeños nada más llegar. Ni se movieron de la puerta, parecía que tuvieran miedo, como si entraran en una jungla de vegetación cerrada (jajajajaja…).

            Después de decirles que no podían tocar nada de los otros niños y que antes de irnos teníamos que dejar todo igual (o mejor) de como cuando llegamos, cada uno tomó su sitio y comencé a repartirles el trabajo.

            MS tenía que ponerse al día con las actividades de inglés de la última quincena que no envió al CIDEAD, y se puso a ello (aunque siempre está pendiente de todo cuanto sucede y se dice en el aula, jajajaja…). Para GA sería el primer día que tomara contacto con sus “Ámbitos de aprendizaje” de la ESPAD (Educación Secundaria para Personas Adultas), y le pedí que comenzará a organizar y leer un poco la información y documentos que le había descargado ayer del CIDEAD para él.

            Los alumnos de Primaria seguían con sus evaluaciones iniciales, aunque ya en este caso de Lengua (también elaboradas por el Centro de Profesorado de Jerez de la Frontera y destinadas al mismo centro educativo de Chipiona). A ÁQ le di la prueba para 5º, y debido al bajo nivel de comprensión lectora del castellano, le pedí que leyera todos los textos y subrayara las palabras que no conociera, para de esa forma poder hacerme una idea del nivel de vocabulario con el que partíamos (fueron muchas las palabras subrayadas, la verdad). Por su parte AS hizo la prueba de 6º y cuando finalizó hizo una pequeña tarea de comprensión lectora que estaba dentro de la prueba de evaluación inicial de 1º de ESO.


            Los más pequeños se pusieron con sus fichas de iniciación a la escritura y la lectoescritura. EP seguía con su cuaderno tal y como lo dejó la última vez que trabajó con él, en la “ta, te, ti, to, tu”, y DI comenzaba hoy una nueva ficha de “puntitos”. Así fueron pasando los primeros momentos, eso sí, pendientes también de cuántos juegos había en la clase y de cuándo llegaría el momento de poder utilizarlos (claro está).

            ¡Y entonces llegó uno de los grandes momentos…! A EP le entraron ganas de ir al baño (algo nada raro, jajajaja…). Mientras esperaba en el pasillo a que saliera, salió a saludarme (porque se extrañó de verme allí, todo ahí que decirlo) uno de los monitores de las actividades extraescolares que se estaban dando en la clase de enfrente al baño y comenzamos a hablar, hasta que EP salió del baño y le dijimos que pasara a la clase donde estaban todos esos “niños nuevo”. Una vez allí se presentaron entre todos (así por lo menos pudimos hacer un poco de trabajo de comunicación oral y Competencia Social), e incluso llegaron a cantarle el “cumpleaños feliz” (¡en inglés!) por adelantado, lo que les sirvió a todos para quedar invitados a su fiesta de cumpleaños del próximo lunes… (jajajaja).

            Una vez que volvimos a la clase y les contamos qué habíamos estado haciendo, y mientras los mayores acababan sus tareas, los dos pequeños conocieron por primera vez el juego de la oca. ¡¿Qué mejor manera de comiencen a conocer los números y a contar que con este juego tan simple y cotidiano…?!
 
 
            Fueron pasando los minutos y decidimos hacer un pequeño recreo de unos quince minutos. Tiempo para ir al baño, beber agua y…, encontrarse con más niños, quienes nos invitaron a pasar dentro de su aula porque “casualmente” el mismo monitor de antes, pero con grupo nuevo, les estaba hablando del circo y estaban haciendo dibujos de los animales que se podían encontrar en él, y quiénes mejor si no para hablar del circo y sus animales que los propios niños que viven en el circo…

            Los mayores se volvieron a clase para poder acabar sus tareas, pero los dos más pequeños y ÁQ se quedaron allí “siendo interrogados”. De nuevo nos fue muy útil porque de esta forma pudieron intercambiar sus ideas del circo, explicarles qué podían ver allí, qué animales hay, etc., y sobre todo vino bien la experiencia para ÁQ, con ciertas limitaciones en el dominio del castellano.

            De vuelta los tres (y yo cuatro) nuevamente al aula donde estábamos, les di un juego de fichas en el que tenían que ordenar y colocar en sus lugares correspondientes unos dibujos en los que aparecían diferentes profesiones, además de intentar explicar qué veían en esos dibujos y de qué profesiones se podría estar tratando. A pesar de que ÁQ es algo mayor que los otros dos, pensé que la actividad le podría venir bien para comenzar a practicar algo de vocabulario a un nivel básico.

            Cuando terminaron los demás, y faltando escasamente una hora para volvernos a casa, decidí que podría ser buena hora de jugar del “Party & Co. Junior”, un juego cuya caja había llamado la atención de los más pequeños durante todo la tarde y que pensé que podría ser una buena manera de aprender jugando. Aunque lo que más les llamó la atención fue el reloj de arena…, jajajaja…

 
            Comencé yo con la parte de adivinar dibujos en la pizarra, y así fuimos uno tras otro trabajando con nuestra imaginación las “artes plásticas”, antes de comenzar con la parte del juego dedicado a las preguntas de los diferentes ámbitos o materias (algo parecido al Trivial), que pensé podría ser un buen indicativo para saber qué nivel “cultural-educativo” tenían mis alumnos de Primaria y Secundaria. Los pequeños, que continuaron jugando y pintando en la pizarra.

            Para esta parte “científico-cultural” les pedí que cogieran papel y boli, y que fueran escribiendo las respuestas a las preguntas que les iba a ir haciendo de las tarjetas del “Party & Co.”. A ÁQ le resultaría más complicado, ya que, como he mencionado, su nivel de dominio del castellano es escaso, pero me conformaba con que al menos me pudiera escuchar hablar e intentara prestar atención a lo que yo iba diciendo, aunque las preguntas también las hacía en inglés, para que de este modo él también pudiera hacer algo (a pesar de que el contexto de las preguntas es el nuestro) y los demás pudieran practicar algo de inglés.

            Acabada esta parte de las preguntas, y mientras íbamos corrigiéndolas, pude darme cuenta de algunas carencias y lagunas que tienen ante ciertos aspectos educativos básicos tan simples como “la fecha del descubrimiento de América”, “el pico más alto de España”, capitales europeas, temas relacionados con el reciclaje y el cuidado del medioambiente…, etc. Después de conocer los resultados de este pequeño test y tras llevar días observando a mis alumnos cómo se comportan y actúan con el tema del reciclaje, y aunque sé que el resto de “faltas de conocimiento” son muy importantes y hay que trabajarlas también, pensé que ya era hora de comenzar a trabajar en clase (desde mañana mismo) la separación de residuos, así que para mañana ya teníamos “un buen rato de entretenimiento” (carteles, dibujos, recortar y pegar…, buscar papeleras y contenedores…).

            Habiendo acabado ya nuestra sesión diaria de cole, y además habiéndolo hecho en “un cole de los de verdad”, no nos quedaba otra que despedirnos de los que, por unas horas, nos habían dejado sus sillas, mesas y materiales didácticos, así que decidimos dejarles un mensaje escrito, y firmados por todos, agradeciéndoles a ellos y al cole tal gesto.

Gracias y mil gracias Colegio Público Pedro Brimonis.

            No sé qué nos hubieran dicho ni cómo nos hubieran tratado en otro tipo de centro..., pero lo que sí está claro es que así habéis demostrado que la ESCUELA PÚBLICA ES DE TODOS Y PARA TODOS...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada