lunes, 18 de noviembre de 2013


13/11/2013 Miércoles.

Decimotercer día del onceavo mes del decimotercer año del segundo milenio.

Mejorada del Campo (Madrid)

Hoy, como cada cierto tiempo, toca para todos organización.

Un día más GA seguiría con sus tareas. Ya va acabando el plazo de entregas y sólo queda repasar los últimos detalles y organizar los materiales para su envío, así que no desaprovecharía el día para ello. MS comenzaría también con su trabajo, pero al poco tiempo se ausentaría al encontrarse algo mal, y el resto tendrían un claro objetivo hoy, organizar todo el material que se llevaba trabajado.

AS y ÁQ comenzarían por organizar su libreta de tareas y actividades separando por asignaturas cada una de las hojas y colocándolas en la carpeta archivadora. Les llevaría algo de tiempo, pero al terminar volverían a su trabajo por parejas, esta vez trabajarían los verbos. Cada uno debería escribir los verbos que se les ocurriera, para posteriormente intercambiarse el vocabulario. La idea sería tener una lista de verbos para comenzar a trabajar con ellos (en ambos idiomas) los tiempos presente, pasado y futuro. Esta actividad les llevaría a ocupar hasta la hora del recreo, que compartiríamos con los alumnos del CP Henares, nuestros vecinos, en su centro.

 
La tarea de organización de los más pequeños sería similar a la de días anteriores. Volverían a organizar el material escolar en cajas, para poder localizarlo más fácil cuando quisieran utilizarlo, y todas las actividades, fichas, hojas, etc., en las que hubieran estado trabajando hasta el día de hoy.

El material a organizar hoy serían los nuevos botes de pintura (rojo, azul, blanco, negro y amarillo), pero la intención no era sólo organizarlos, sino también hacer con ellos “magia” y mostrarles como esos colores que faltan (verde, naranja, rosa, marrón…), se pueden obtener con la mezcla de colores.


La sorpresa al ver cómo “salían” esos colores fue tremenda…, aunque no puedo decir si mayor o menor que la de descubrir una perforadora de folios. (jajajaja…). Gran invento, y parece que motivador para que comiencen a aprender el orden temporal de las cosas (antes, después, ayer, mañana…), y con él a organizar sus materiales de trabajo en una carpeta en la que ellos mismos escribieron primeramente sus propios nombres. Como habían hecho un muy buen trabajo de organización, el premio sería poder pintar en la pizarra blanca con los rotuladores que les había prometido que les regalaría, eso sí, escribirían, nuevamente, algunas de las letras del abecedario y sus nombres, y claro está, luego tendrían que colocar esos rotuladores en la caja adecuada.


 
Tras compartir el recreo con los niños del cole (excepto GA que decidió continuar trabajando solo en el aula), AS y ÁQ se quedarían a hacer la sesión de Educación Física con los alumnos de 6º de primaria, ya que J, uno de los maestros del cole de esta área les invitó a hacerlo, mientras que DI y EP harían una clase de psicomotricidad conmigo en el parque de en frente de la puerta del colegio (de esta forma podría controlar los movimientos de los dos mayores).

Una vez que acabamos nos quedaríamos sentados observando como AS y ÁQ acababa el campeonato de “Quema” o “Balón Prisionero” que J tenía organizado ese día para su grupo de alumnos, pero antes de que dieran por finalizada la sesión, DI y EP irían a conocer cómo es un comedor escolar e investigar si los niños de ese cole comían una dieta saludable…

 
Ya de vuelta a nuestra clase, el día concluiría con las primeras pinceladas de color sobre el circo que, en su día, AS y ÁQ habrían comenzado a crear utilizando las figuras geométricas.
 

 
De esta forma, con la aportación de todos, el circo comenzaría a parecerse más al de verdad…, poco a poco se irá llenando de más color e ilusión…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada