lunes, 4 de noviembre de 2013


24/10/2013 Jueves.

Vigesimocuarto día del décimo mes del decimotercer año del segundo milenio.
 
Humanes de Madrid (Madrid)

Hoy es el 24-O. Día de la huelga educativa. Aunque apoyo todas y cada una de las razones por las cuales se hace, mi conciencia no me permite dejar una día más sin clase a mis alumnos (un mes sin maestro es demasiado…).

            Hoy el día se había levantado especialmente malo. Durante toda la tarde del día anterior, y toda la noche, había estado lloviendo, por lo que el fantasma de las gotereas en el aula volvía a aparecer en mi mente. Efectivamente, en cuanto fui a comprobar el estado del aula pude comprobar como no dejaba de caer agua del techo. Todas las mesas y parte del material estaban mojados… Pero pronto me vino la solución a la cabeza…, ¿me abrirían nuevamente las puertas en el CEIP Pedro Brimonis? Cómo dudarlo. Puse de nuevo el pie en el centro y la respuesta fue todavía más calurosa (y verde) que el anterior día que estuvimos allí. Los maestros que allí se encontraban lucían sus camisetas verdes, y nuevamente hicieron valer el lema que reza en ellas “EDUCACIÓN PÚBLICA: DE TOD@S PARA TOD@S”. Un día más ese centro también era nuestro, y nos facilitaron un aula para nosotros.
 
 
            Cada uno de mis alumnos ocupo el sitio que mejor les pareció y se pusieron manos a la obra. Cada uno a lo suyo. MS continuaría con todo su trabajo de las quincenas. GA debía seguir con la lectura de los temas que le quedaban del Ámbito Científico-Tecnológico, y si terminaba se pondría a copiar las actividades que debe entregar de ese ámbito en las próximas fechas.

            El trabajo para AS y ÁQ estaba muy claro desde el día anterior. Continuarían trabajando con el vocabulario en inglés y castellano. En esta ocasión lo que debían intercambiar eran los días de la semana, meses y estaciones. Les dejé que comenzaran solos, pero mientras revisaba la actividad me di cuenta que ÁQ, a pesar de ser inglés nativo, tenía muchos errores de escritura con los días y los meses del año, por lo que decidí que, aunque la actividad debía continuar debido a la motivación que ambos alumnos mostraban, sí tendría que estar más pendientes de corregir esos errores (es lógico que si los alumnos españoles tienen faltas de ortografía, los alumnos de otras nacionalidades también pueden tenerlas ¿no?).

            Después de los días de la semana, los meses y las estaciones, les pedí a ambos que escribieran, cada uno en su lengua, los pronombres personales para comenzar a trabajar con el verbo SER / TO BE. Aquí debo decir que también encontré algunas lagunas a la hora de conjugarlo, tanto en uno como en otro (y eso que en inglés es bastante más sencillo conjugarlo), pero bueno, como se suele decir, no hay mal que cien años dure…, se pudo corregir. Una vez que tuvieron claro cómo se conjugaba cada persona del presente simple, les pedí que hicieran una lista de adjetivos para que, de igual forma que habían hecho anteriormente, se intercambiaran ese vocabulario. Tenían ganas de hacerlo en la pizarra, así que por qué no iba a permitírselos si con ello motivo aún más su aprendizaje. Tanto los motivé que así llegaron hasta el recreo.

            Mientras los mayores hacían sus tareas, los más pequeños se pondrían un día más, hasta el recreo, con las tareas y ejercicios de lectoescritura que tenía preparados para ellos. EP debía escribir en su libreta de Cuadrovía, copiando del modelo que le puse, su nombre y dos apellidos (de momento en mayúsculas, ya que son los trazos más sencillos para comenzar a escribir), y consiguió hacerlo varias veces. La verdad que fue toda una alegría, ya que antes no lo había hecho nunca.

DI, por su parte, tenía que completar una ficha en la que debía hacer, uniendo los puntos, la representación del movimiento de las hélices de unas avionetas, para de esa forma trabajar los trazos circulares. Cuando acabo de hacerlo le dije que coloreara las avionetas. De nuevo utilizó para ello colores grises y negros… (Ya sí que sí, desde ese momento le obligaría a utilizar cada día colores vivos, para que se comenzara a acercar más a la propia realidad que le rodea).

Todo esto fue, como dije, antes del recreo, el cual, como estábamos en “un cole de verdad”, quise que compartieran con el resto de alumnos del centro. Pero como había llovido, me comentaron los maestros que cada clase se quedaba en su aula, así que lo máximo que pudimos hacer fue darnos una vuelta por las instalaciones del centro, y cuando veíamos alguna clase de los cursos más pequeños abierta, pasábamos a saludar para ver si a EP o DI les apetecía quedarse (los mayores hicieron un pequeño descanso en clase). Estaban demasiado “cortados”, así que no consiguieron quedarse, pero la clase de 1º de EPO les invitaron a ver con ellos una película a última hora, cosa que estuvo en mente de EP el resto del día hasta que llegó el momento de ir a ver la película. (A DI no le interesó mucho eso de la peli...).

Justo después del recreo comenzaríamos a trabajar el tema del reciclaje. Mientras MS y GA seguían con sus tareas y quincenas, AS y ÁQ elaboraban los carteles de colores en los que, entre todos y en los próximos días, harían un collage para representar el tipo de residuos que se debe tirar a cada uno de los contenedores. Por su parte, EP y DI también colaboraban recortando de diferentes folletos publicitarios de varios supermercados, los diferentes productos y alimentos que pudieran ir en cada uno de los carteles (y cubos de basura). Pero la parte que más esperaban, y que les servía de motivación para recortar sin “rechistar” (jajajaja…), era la de pintar de azul la caja de cartón que nos serviría en clase de contenedor para los papeles y cartones.
 
 
Una vez que todos acabaron sus tareas (grandes y pequeños), les dije que podían utilizar el material didáctico que había en clase. A MS y GA les entregué un globo terráqueo para que pudieran ver países, sistemas montañosos, etc., y a AS y ÁQ les di una figura en 3D del cuerpo humano para que colocaran algunos de los órganos que habían estado trabajando en la parte de Conocimiento del Medio dedicada a “La Digestión”. Los más pequeños estuvieron entretenidos con esto último, hasta que EP se acordó de que había quedado con los otros niños para ver “una peli”…


 
El uso de estos materiales fue muy motivante para ellos, además de un gran apoyo para lo que habían estado trabajando los días anteriores, ya que podían “ver y tocar” lo que habían leído en los libros, sobre todo para GA, ya que es un gran apasionado a la Geografía.

Entre “juegos” y risas fueron pasando los minutos, y una vez que EP volvió a las 14:00 de la clase de 1º de EPO diciendo que le había gustado mucho la película y que se lo había pasado muy bien con los otros niños, recogimos, dejamos todo como estaba y nos marchamos del cole…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada