domingo, 10 de noviembre de 2013


31/10/2013 Jueves.

Día trigésimo primero del décimo mes del decimotercer año del segundo milenio.

Humanes de Madrid (Madrid)

Hoy se celebra Halloween…, y en el circo habrá especial disfraces…, así que de algo nos servirá esta onomástica hoy…, seguro que sobre todo para que los más pequeños se vayan poniendo poco a poco, a medida que va pasando el día, cada vez más nerviosos…, jajajajaja…

           Debería ser un día sencillo. MS debería aprovechar toda la primera parte de la mañana, hasta el recreo, para trabajar una nueva quincena de Ciencias de la Naturaleza, el mismo tiempo que tendría GA para comenzar a trabajar en las tareas del Ámbito Científico-Tecnológico, más que nada porque si perdían ese tiempo no harían Educación Física después del recreo, así que no perdieron ni un segundo en ponerse cada uno a lo suyo.

Para AS y ÁQ sería una mañana llena de números y cuadritos…, ya que nos pondríamos a trabajar las fracciones. Lo primero que les dije que tendrían que hacer era reconocer gráficamente qué son las fracciones, para luego representarlas y de ahí pasar a la suma de fracciones. Se les dio genial, tanto que ellos mismos, después de haber entendido todo lo que les explique en un tiempo asombrosamente corto, se entretuvieron haciendo ejercicios en los cristales del aula.  


 
 
            Los más pequeños acudían muy motivados con el tema de Halloween, así que sería mi “baza” para mantenerlos “alerta” todo el día, además de que también les tenía preparado una sorpresa al final… DI debería elegir un color, que no fuera oscuro, para comenzar a escribir los números (en este caso eligió el naranja). Por su parte EP tendría que escribir las vocales. Si hacían varias páginas de tareas podrían hacer un dibujo de Halloween antes del recreo para ponerlo en el cristal de la puerta de entrada de la clase… Evidentemente lo hicieron todo estupendamente, y los dibujos son la prueba de ello, aunque alguna vez que otra hubo que mostrarles el “rotulador rojo” para decirles que en vez de escribir en verde MB, escribiría M (mal) en rojo (la reacción para volver a la tarea sin distraerse es “extremadamente rapadísima”, y mi sonrisa al ver cómo reaccionan mayor, jajajaja…) Lo que no sabían era que lo mejor vendría después del recreo, a última hora.


 
            Ya estaba el trabajo repartido hasta el recreo, durante el cual aproveché para recordarles que debían comer sentados y que después de comer se jugaba, además también debían recordar que se come fuera del aula. Se pasó rápido y llegó una sesión más de Educación Física.

            Querían jugar al fútbol, pero les dije que sólo si primero hacían otro juego…, eligieron “pies quietos”, y como les di mi palabra jugaríamos al fútbol, pero a mi manera (foot-table). Cogeríamos dos mesas que nos servirían de porterías y no habría límites por detrás de éstas, por lo que podrían meter goles por cualquiera de las cuatro “caras” de las mesas.

 
La vuelta a la calma sería un juego que causó una gran “rivalidad”, sana rivalidad… A modo de lanzamiento de penaltis debían meter el balón con el pie sin darle a un cono colocado delante de la mesa a muy poca distancia. ¿Qué técnicas podrían utilizar para hacerlo…? Yo les di mis consejos e indicaciones, pero cuando la indagación se une al descubrimiento guiado surgen diferentes modelos de actuación y resolución de los problemas… Aquí tenéis algunos ejemplos de cómo poder hacerlo (aunque algunos no tuvieran tanta fortuna como otros, jajajajaja…).

video
 
video
video
video

Tras varios intentos, risas y “mosqueos” llegó la última parte del día. MS y GA retomarían sus actividades y tareas, AS y ÁQ debían leer, y los más pequeños tendrían su recompensa por el buen comportamiento durante el día.

Hoy no había apenas basura que tirar. Nuestros cubos de colores estaban prácticamente vacíos, pero había un cubo que no teníamos…, el cubo de los tapones solidarios…, y teníamos que hacerlo… ¿Que qué es eso del cubo de los tapones solidarios…? EP os lo explica…

video
Y así, unos llenos de pintura en sus manos y caras, y otros llenos de letras, cuentos e historias en sus cabezas, llegó el momento de ir a casa para preparar los disfraces de Halloween. ¿Truco o trato?

No hay comentarios:

Publicar un comentario