domingo, 10 de noviembre de 2013


6/11/2013 Miércoles.

Sexto día del onceavo mes del decimotercer año del segundo milenio.

Seseña (Toledo)

Hoy sí que es nuestro primer día de clases en Seseña.

            La primera parte del día para MS y GA no variaría nada de las anteriores ni de lo que están acostumbrados, aunque para el final del día si les tendría preparado un pequeño “descanso” para que se relajen.

            AS y ÁQ ya tenían desde el día anteriror algo que resolver, las fracciones mixtas, y la verdad que, aunque al principio no les fue muy bien y les costó un poco entenderlo, al final se fueron animando y poco a poco, con la explicación de las porciones de pizzas (jajajajaja…), fueron haciéndose con ellas.

 
 
            EP y DI venían muy motivados con la actividad de pasar los relieves de monedas y tapones del día anterior, por lo que me serviría de ello para motivarles más aún y que acabaron haciendo lo mismo que el día anterior pero con los relieves de las hojas caídas de los árboles que rodeaban el colegio. De esta manera comenzarían a trabajar la idea de “hojas perennes” y “hojas caducas”, y aprovecharía para explicarles el proyecto para crear un árbol en clase y llenarlo de esas hojas.


 
            Y como cada día a la misma hora, y con todos trabajando concentrados en sus actividades, se llegó a la hora del recreo.

            Y de vuelta todos volvieron a sus tareas. MS y GA una vez que acabaron sus quincenas y que hubieron repasado un poco algunos temas que para mí llevaban algo más flojos, les dejé que tuvieran la última hora para “relajarse” dibujando, pero sólo podrían hacer dibujos en perspectiva y utilizando algún tipo de escala numérica, ya que eran los contenidos que ambos estaban trabajando cada uno por su cuenta. El resultado fue sorprendente…


            Por su parte, y por esta vez de momento, AS y ÁQ trabajarían solos. Ahora les tocaba lengua castellana. AS debería señalar en un pequeño fragmento de “El Conde Lucanor” algunas frases y sus sujetos y predicados, mientras que ÁQ construiría también frases con sujeto y predicado. Para ello cogería sus apuntes de vocabulario que había estado haciendo semanas anteriores, y trataría de hacer frases con sentido utilizando un pronombre, un verbo, un adjetivo y un objeto. Le fue bastante bien, por lo que de ahí pasó a la descripción de personas, y por si necesitara algún tipo de ayuda para saber alguna palabra (adjetivo o nombre) que no tuviera en sus apuntes, le dejaría abierto el diccionario inglés-español de mi móvil (alguna vez que otra le vi utilizarlo, pero no demasiado). También fue un resultado aceptable el que tuvo con esta actividad.


            Los pequeños DI y EP querían “leer cuentos solos”, sin mi ayuda (creo que tienen tantas ganas de aprender que no se dan cuenta ni siquiera de que no saben, jajajajaja…). Yo les dije que de acuerdo, pero que yo les daría los cuentos y que además, para yo saber que “sabían leer y poder contárselo a sus madres”, debían leer en voz alta, y de este modo saber yo realmente que iban utilizando su imaginación para “poner texto” a las imágenes de los cuentos. Así, con ese pacto, cogieron un libro cada uno y sobre la marcha, según iban viendo las imágenes, iban leyendo “su cuento”.

 
Más tarde se les unió AS, a quien pedí, una vez que acabó con su tarea de los sujetos y predicados, y mientras se la corregía, que dedicara un rato a la lectura. Ella aceptó de muy gana, preguntándome además si podría leerles un cuento a los pequeños. Evidentemente mi respuesta fue totalmente positiva.



Como para entonces MS y GA ya estarían con sus dibujos, después de un buen rato de lectura les quise proponer unos juegos educativos en internet relacionados con el reciclaje, para que, ya que además no había basura que tirar, de esa forma trabajar también esos contenidos pasados.


Y así, entre juegos y dibujos, se nos pasó el último rato del día…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada